Negando el sueño ecuatoriano

Original en El Mundo.es, del 6 de julio de 2010.

Por una vez Ecuador tuvo la oportunidad de demostrar alguna superioridad moral, por una vez sola ese país pudo convertirse en un refugio para aquellos que están peor que nosotros. Se podría haber demostrado que, a diferencia de Europa o Estados Unidos, no les decimos que no a quienes tocan nuestras puertas por un futuro mejor. Pero no lo hicimos. Por el contrario, el gobierno ecuatoriano les está cerrando, en estos mismos momentos, la puerta a miles de cubanos; caretuco, les negamos la posibilidad de una vida mejor.

Del hecho de que tanto cubano quiera sacar la nacionalidad ecuatoriana se infiere una conclusión clara: tan mal están las cosas en Cuba que su ciudadanos prefieren irse un país del que casi todos buscan irse. Y del hecho de que el gobierno ecuatoriano los esté persiguiendo se infiere otra no tan clara pero más grave aún: qué tan descaradamente farsantes pueden llegar a ser los  tartufos de la corrección política que hoy se regodean en Carondelet, esos supuestos apóstoles de la solidaridad Sur-Sur. Y pensar que he visto al presidente Correa dando discursos en el mundo entero, jactándose de que esta globalización no es humana, por las mercancías y el capital circulan con libertad mientras los seres humanos no: bla, bla, bla. Y estoy seguro que tenía razón cuando dijo eso, porque es así; pero me asombra con qué facilidad se contradice. Todo con tal de menearle servilmente la colita a la monarquía castrista. ¿Y los tartufos profesionales de moralidad colectivista (léase: activistas de los derechos humanos)? ¿Dónde están para reclamar?.

¿Qué mal pueden causar al Ecuador cien o mil cubanos que entren, escapando el yugo de la dictadura cubana? El mismo, supongo, que los millones de ecuatorianos que estamos en otros países, quienes sabemos lo injusto que puede ser el leviatán migratorio.  ¿Qué pasó con sus ideales de justicia universal, con toda la tinta y saliva invertida en  solidaridad? No vayan después a hincharse el pecho a España, Estados Unidos o Italia, exigiendo un trato justo con nuestros emigrantes. No se rasguen las vestiduras cuando una ley en Arizona dicen que te pueden detener por “parecer” ilegal. Porque en Ecuador lo que se está haciendo hoy es peor. Si tienen algo de sangre en la cara, admitan que borraron todo atisbo de legitimidad moral para hablar del tema y evítennos el bochorno.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s