Por  Jacob H. Huebert, autor de Libertarianism Today. Traducido por Tartufocracia.com, del original publicado en Lewrockwell.com.

Los libertarios proponen el fin inmediato de la guerra contra las drogas. Esto supondría un cambio de rumbo dramático para los Estados Unidos; aunque, como veremos, quizá en verdad no sería tan radical – solo nos regresaría a la exitosa política libertaria de drogas que Estados Unidos ha tenido por la mayor parte de su historia.

En la historia de EE.UU., todas las drogas fueron tradicionalmente legales. ¿Qué tan legales? Como señaló el escritor libertario Harry Browne, “pocas personas son conscientes de que antes de la Primera Guerra Mundial, una niña de 9 años de edad podía entrar en una farmacia y comprar heroína”. De hecho, antes de la aspirina, Bayer vendió heroína ™ como un “sedante para la tos”. (Como empresa alemana, Bayer se vio obligado a renunciar a la marca después de la Primera Guerra Mundial en el marco del Tratado de Versalles.) Promovía un jarabe para la tos de heroína en su catálogo de pedidos por correo: “va a satisfacer el paladar de los adultos más exigentes o el niño más caprichoso. ” La cocaína, por otra parte, era fabricada por Merck, y fue muy popular también. Parke-Davis (que ahora es una filial de Pfizer) anunciaba un “kit de cocaína” que según decía podría “ocupar el lugar de los alimentos, hacer al cobarde valiente, al silencioso elocuente y… hacer que al paciente insensible al dolor”. A finales del siglo XIX se anunciaba  “cocaína para dolor de muelas”, y se prometía a sus usuarios (incluidos los niños, tales como se describía en los anuncios) una “curación instantánea”. Otro producto popular era el “jarabe calmante de la Sra. Winslow “, que contenía 65 mg de morfina por onza, y se comercializaba a las madres para calmar a los bebés y los niños inquietos. McCormick (la empresa de especias) vendía “paregórico”, una mezcla de alcohol muy concentrado con opio, como un tratamiento para la diarrea, la tos, y el dolor, con las instrucciones en la botella para bebés, niños y adultos. Otro medicamento llamado láudano fue similar, pero con 25 veces más opio. La heroína y el opio fueron comercializados como tratamientos para el asma, también. Y, por supuesto, la cocaína era un ingrediente de Coca-Cola desde 1886 hasta 1900.

Todos estos productos estaban disponibles “en el mostrador”. Un médico, farmacéutico, o cualquier otra persona podía anunciar y venderlos sin receta o permiso especial. Las drogas eran como cualquier otra mercancía en el mercado.

¿Comerciar heroína para los niños?, ¿poner cocaína en Coca-Cola? Muchas personas toman todo esto como evidencia de que, por supuesto, el Gobierno debía intervenir y hacer algo. Sin embargo, la amplia disponibilidad de estos productos no causó el desastre que se podría esperar. En retrospectiva, quizá parezca incorrecto que las personas  hayan administrado narcóticos rutinariamente a sus hijos. Pero, por otra parte, en los años anteriores al Acetaminofén, el Ibuprofeno, o la aspirina (que no se introdujo hasta 1898), la gente tenía pocas alternativas para tratar el dolor. Así tan fácil como podría ser para nosotros para criticar los estadounidenses del siglo XIX por su uso, estos fármacos a menudo realmente ayudaban a las personas y constituía su mejor alternativa. Y no fueron utilizados sólo por personas ignorantes engañados por vendedores de aceite de serpiente. Por ejemplo, Benjamin Franklin tomó láudano para controlar el dolor de cálculos renales al final de su vida.

La vida bajo la legalización no era perfecta, por supuesto. Habían adictos. Pero la mayoría de adictos al opio lo era porque alguien en la profesión médica los introdujo a esa sustancia, al igual que los médicos hoy en día los médicos pueden enganchar a la gente a drogas legales sin desearlo. Algunas personas se convirtieron en adictos a través de medicinas patentadas que tomaron por su cuenta -, pero los adictos eran sólo una pequeña parte del mercado de estos productos. Muchas personas se convirtieron en adictos al opio, esencialmente a causa del Gobierno. Durante la Guerra Civil, los Estados Unidos alimentó la adicción al ese fármaco, repartió cerca de 10 millones de pastillas de opio y 2.841 onzas de polvo de opio para el ejército. Como resultado, la adicción a las drogas se conoció como la “enfermedad del soldado”. Otros factores que llevaron a las personas a la adicción eran estatales y locales: la prohibición del alcohol y la desaprobación social cada vez mayor del alcohol, lo que incitó a la gente a sustituir el licor. En los estados donde el alcohol estaba prohibido, el uso de opiáceos aumentó en un 150 por ciento. Un estudio de 1872 de la Junta de Salud del Estado de Massachusetts encontró que el movimiento por la sobriedad había provocado un repunte en el consumo de opiáceos, y señaló que el opio podía ser “adquirido y portado sin poner en peligro la reputación de sobriedad”, y era visto como “más elegante” que el alcohol.

La adicción al opio aumentó en las décadas posteriores a la Guerra Civil, pero pronto también lo hizo la educación y la comprensión acerca de las drogas y su naturaleza adictiva, entre los médicos y el público.  Mientras tanto, el mercado produjo medicamentos más seguros, como la aspirina. Como resultado de estos factores, la adicción alcanzó su punto máximo hacia el final del siglo XIX y luego comenzó un largo declive, sin necesidad de un Gobierno en “guerra”.

Y aunque Estados Unidos tenía adictos en el siglo XIX (quizás tanto como un 0,5 por ciento de la población), hay algunas cosas en particular que no tenía entonces. Lo más importante, no había prácticamente nada de la violencia, la muerte, y la delincuencia que asociamos con el problema de las drogas hoy en día. La mayoría de los consumidores de drogas no eran delincuentes callejeros, sino que el adicto típico, como apuntó el autor Mike Gray , “era una mujer de mediana edad sureña y blanca enganchada del láudano”. Muchos o la mayoría de adictos al opio llevaban una vida más o menos normal, y consiguieron mantener su adicción oculta.

2 thoughts on “Cuando todas las drogas eran legales

  1. Me encantó este artículo, sobre todo la sección donde comentas que la mayoría de las adicciones eran causadas más por la “receta” médica que por la voluntad del paciente.

    Y te pongo el caso actual de adicción a causa de consejo médico: las benzodiacepinas, más conocidas como ansiolíticos o tranquilizantes.

    Este fármaco (en cualquiera de sus presentaciones, tanto sea un alprazolam como un lorazepan o un tepazapan) a día de hoy es de los más empleados en España, pues cura los ataques de ansiedad (tan comunes hoy día) así como los transtornos del sueño.

    Primer Problema de este fármaco: Causa adición (y severa).

    Segundo Problema de este fármaco: Se suele recetar para cualquier nimiedad

    Tercer Problema de este fármaco: La gente no es consciente de lo que toma (es medicina, por lo tanto es buena) y se suele automedicar mucho (y quién diga lo contrario miente). Con los ansiolíticos, el uso y disfrute de los mismos depende de receta médica (no se pueden dispensar sin ella), pero eso es fácil de conseguir (sea receta blanca, sea receta del “seguro”).

    Finalizando (y resumiendo) en todas las épocas ha habido drogas “buenas” y drogas “malas”. Normalmente las legales y las ilegales. Porque ahora habrá quién me diga que no es lo mismo un yonki de cocaína que uno de trankimazín. Y yo reconozco que no. Pues de los primeros hay pocos (y la mierda que se meten suele ser de mala calidad), y de los segundos hay muchos, y al ser su droga legal, no tienen problemas en conseguirla (normalmente) y por lo tanto se comportan de otra forma.

    Y esto lo dice alguien que es farmacéutico y ha visto muchos casos de adición a los ansiolíticos y problemas con gente que “pierde su dosis” (y pueden ser tan malo o peores que los que tienen mono de cocaína).

    Un Saludo Felino
    Miau

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s